Salir del “piloto automático” y llenar la mente de “experiencia presente”, es lo que propone la práctica de la atención plena (Mindfulness). Dialogamos con la Dra. Jimena Fiz, docente del curso, sobre los beneficios que conlleva para la salud y los procesos de enseñanza y aprendizaje.

-¿Qué es la atención plena o Mindfulness y cómo surge?.

-“Atención plena” es una de las múltiples traducciones del término “Mindfulness” y refiere a una práctica milenaria proveniente de la India. En occidente comienza a implementarse en el ámbito de la salud en 1.979, con la creación del programa de “Reducción de Estrés basado en Mindfulness” (MBSR), del Dr. Jon Kabat-Zinn, en el Centro Médico de la Universidad de Masachusetts (http://www.umassmed.edu/cfm/). Él define Mindfulness o atención plena como la capacidad de “prestar atención de forma particular, con intención, al momento presente y sin juzgar”.
Mindfulness se traduce asimismo como “mente llena”, pero no llena de ideas, de deseos, de miedos, de preocupaciones, etc., sino llena de la experiencia presente, consciente y atenta a lo que está sucediendo justo en este lugar y en este momento. En síntesis, podemos decir que el mindfulness o atención plena consiste en diversas prácticas (entre ellas la meditación), con las que se ejercitan la atención, la concentración y la toma de consciencia del momento presente. Por su medio, la persona aprende a percibir sentimientos, sensaciones físicas e ideas y a ver la realidad con más claridad.

-La práctica de la atención plena es utilizada para la reducción del estrés, ahora ¿de qué manera afecta éste en nuestra vida?.

-El estrés nos afecta a todas las personas de manera inevitable, puesto que es una respuesta del organismo necesaria para la supervivencia desde hace miles de años. Sin esta respuesta de estrés no podríamos mantener la vida. Sin embargo, con los extraordinarios cambios en nuestros modos de vida y en la organización del trabajo (especialmente en el 2020) el estrés se ha convertido más en un estado habitual que en una respuesta ocasional frente a determinado evento. De esta manera el estrés crónico se ha convertido en el principal factor de riesgo de la mayoría de los trastornos de la salud, tanto física como mental, de estas últimas décadas. Sus manifestaciones pueden comenzar como una incapacidad de relajarse o concentrarse, dificultades en la toma de decisiones, cansancio, insomnio, desmotivación, hasta llegar a graves deterioros como crisis de pánico, depresión, trastornos cardiovasculares, digestivos, musculoesqueléticos, y muchos más. Son múltiples y variadas las repercusiones que el estrés puede tener en nuestras vidas y es muy importante conocer sus mecanismos para poder encontrar un equilibrio.

-¿Qué cambios produce  la práctica sostenida de la meditación de atención plena?.

-El entrenamiento y cultivo de la meditación de atención plena, además de generar cambios positivos en la estructura y función cerebral, amplía progresivamente nuestra  capacidad de percibir los estresores y el impacto sobre el cuerpo y la mente mientras suceden. La conciencia en las sensaciones del cuerpo permite identificar con anterioridad los síntomas de malestar físico, ayudando a establecer las causas e iniciar con mayor rapidez estrategias para afrontarlas. De la misma manera, la mayor conciencia sobre las emociones permite regularlas y expresarlas, conectar más profundamente con las demás personas y generar un comportamiento más adecuado a las circunstancias.

-¿Cuáles son los beneficios que conlleva esta práctica en el ámbito educativo?.

Los beneficios que genera la práctica de la atención plena pueden delimitarse en tres áreas:

-El desarrollo cognitivo y académico, destacando las habilidades de concentrar la atención sobre tareas específicas y procesar la información rápida y eficientemente.
-La salud mental y bienestar psicológico, al reducir los niveles de estrés, ansiedad y depresión, tanto en docentes como estudiantes y mejorar la regulación emocional.
-El desarrollo integral u holístico de la persona, favoreciendo el desarrollo de la creatividad, las habilidades interpersonales, la empatía y la compasión.

-¿Es posible implementar la práctica de la atención plena en el aula?.

Sí, es posible, y es esencial que el docente (y en general, cualquier adulto) que tenga intenciones de guiar las prácticas de Mindfulness con estudiantes incorpore en primera instancia la atención plena en su vida. Mindfulness no es una receta que puede leerse siguiendo un guión. En otras palabras, no le pediríamos a un adulto que no sabe nadar que enseñara a nadar a los niños con un libro. Cualquier persona que quiera transmitir Mindfulness a otros -sean estos niños o adultos-, debe hacerlo desde su propia presencia y forma de prestar atención; que no es más que una manera de atender a la experiencia, momento a momento, y de estar presente.
El aula como entorno de aprendizaje en el que se convive muchas horas, con múltiples y variadas situaciones, requiere hoy más que nunca esa atención y presencia para acompañar el desarrollo integral de cada individuo con lo que sea que la vida le traiga.

Sobre el curso

El curso “Atención Plena en educación. Un recurso milenario para aprender a aprender” comienza el 16 de octubre y se desarrollará a través de 6 encuentros  sincrónicos teóricos-prácticos (de una hora y media de duración), los sábados 16, 23 y 30 de octubre y 6, 13 y 20 de noviembre. Se trata principalmente de un acompañamiento y supervisión al proceso de conocer e incorporar la atención plena como recurso para la vida cotidiana. Se trabajará para comprender los principales factores de estrés en cada persona y orientar hacia la regulación de los mismos.
En el campus Sinergia, se habilitará material bibliográfico, audiovisual, audios de práctica guiada y foro de intercambios.
La propuesta cuenta con la aprobación del Ministerio de Educación de la Provincia de Santa Fe, (Resolución Ministerial Nº 154/21, para la provincia de Santa Fe), con una asignación de 60 hs. reloj y evaluación.

Jimena Fiz es Médica por la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.
Terapeuta Gestalt, Institut Gestalt de Barcelona, España.
Formada en Relajación y Reducción de Estrés según el método MBSR (Mindfulness-Based Stress Reduction) Institut Gestalt, Barcelona. Capacitada como docente en neurociencias, por la Asociación Educar para el Desarrollo Humano, Buenos Aires, Argentina.
Máster en Farmacoepidemiología, Universidad Autónoma de Barcelona. Estudios de doctorado y experiencia en coordinación de estudios clínicos en la Unidad de Farmacología Humana y Neurociencias, IMIM-Hospital del Mar, Barcelona.
Postgrado de Medicina Tradicional Indoamericana, en Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, Argentina.
En formación en Psicoterapia Integrativa en el programa SAT de Claudio Naranjo.

+ Info e inscripción: https://sinergiaeducativa.org.ar/atencion-plena/